Tomado de: Historiadores Espirituanos, en Facebook

Si Cuba decide algo, está mal y si no lo decide; está mal igual. Los francotiradores siempre atacan a la distancia a cualquier cosa que les parezca un blanco; sin saber nada de a quien disparan; del mismo modo que se ataca a Cuba sin importar lo que haga, para calificar cualquier decisión como incorrecta; más aun si son contrarias a las realizadas por la mayoría. La prensa, las redes, los gobernantes tienen que seguir el camino trazado, lo políticamente correcto, lo que hacen las mayorías; porque si no, está mal lo que hacen. ¿Cierran fronteras los poderosos? ¡A cerrar!, ¿Nadie recibe Cruceros? ¡A bloquear!, ¿Vaciar las calles de todas las ciudades? ¡!A vaciar!. Quien no hace lo que el mundo dicta, gestiona mal y de paso, si es Cuba; se lleva otro regaño más, que es bueno seguirle dando cocotazos porque sí. ¡La uniformidad mata o carcome!: estoy seguro de eso. Cuba no puede cerrar fronteras porque hace falta dinero para sobrevivir y mientras cumple con la OMS; recibió al Crucero para mantener principios y no vacía sus calles porque hay que abastecerse, en tanto no podemos morirnos de tristeza en época de crisis. Lo que hay que hacer es lo justo: cada cual una muralla cuidadora de sí, su familia y el pueblo todo; cada cual un promotor de salud, cada cual más solidario y humano: ese es el modo para detener el avance hasta matar a esta nueva peste-virus que enferma y asesina sin piedad y que puede acabar con el mundo conocido.

Palo si boga… Y Palo si no boga!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *