Por: Benjamín Vicente Díaz Castellanos. Profesor de la Universidad de Sancti Spiritus “José Martí Pérez” ·

La palabra maestro se deriva del latín “magister”, se dice de alguien que ha estudiado magisterio y se encarga de la educación formal e institucionalizada de los niños y adultos. Sin embargo, el término es empleado para otros usos como por ejemplo referirse a figuras de autoridad en las artes marciales u otra disciplina deportiva, para designar guías espirituales, religiosos, históricos, que impartieron enseñanzas notables que perduraron a través del tiempo como Jesús, Mahoma, Confucio, etcétera.

También en varias artes y oficios como la Música, Arquitectura, Danza, Literatura, Pintura o Albañilería, Catadores y Mezcladores de licores etc. Aquel que produce obras que trascienden después de su muerte; se acostumbra también llamarle maestro.

Líderes políticos, militares, filosóficos y de otras actividades de la sociedad que han ejecutado una obra relevante en su quehacer también han merecido el epíteto de maestro, tal es el caso de José Martí, Carlos Marx, “Che” Guevara, Fidel Castro, etcétera.

En la historia colonial de Sancti Spíritus, fueron eclesiásticos los primeros que se ocuparon de enseñar a leer y escribir a los hijos de los pobladores de mayores recursos de la Villa. Más tarde aparecen otros maestros que fueron contribuyendo a elevar la educación y la cultura de los espirituanos hasta llegar a conformar, en el siglo XIX, un pensamiento político que se correspondería con la situación cubana en esos momentos. En ese siglo, maestros espirituanos se convierten en patriotas que luchan y dan su vida por la independencia de Cuba. Con la intervención norteamericana se reorganiza el sistema escolar cubano y nuevos maestros contribuyen con su desempeño al auge educativo de la villa.

Al dar nombre a las calles de la ciudad, fueron honrados algunos de estos maestros. por ejemplo, en el Consejo Popular Jesús María se encuentran las calles Padre Varela, ¡el que nos enseñó primero en el pensar¡, Pedro Larrea, maestro sindicalista, Antolín García destacado maestro espirituano de principios de Siglo XX.

Don Marcial de Valdivia, maestro y formador de maestros, Francisca “Panchita” Hernández, maestra espirituana y Zamora, su esposo, maestro y director. Raimundo de Pisa, Padre Noya, Manuelico Díaz, Padre Quintero, Honorato, Agramonte, Cervantes, también maestros.

En el Consejo Popular Serafín Sánchez llevan nombres de maestros las calles: Luz y Caballero, Tirso Marín, Frank País, Silvestre Alonso, Pérez Luna. Comandante Fajardo, Cruz Pérez, Padre Las Casas, Adolfo del Castillo y Julio Antonio Mella.

Un Consejo Popular de reciente creación lleva el nombre de Garaita. Por Rafael Garaita, Maestro y director de escuelas.  Formador generaciones en los momentos especiales y difíciles de la guerra.  Fue mentor de jóvenes que lucharon por la independencia de Cuba. Las calles Serafín Sánchez y Cruz Pérez también se encuentran allí.

Hay calles con nombres de maestros que van de un Consejo Popular a otro como; Céspedes, Martí, Maceo. Brigadier Reeve, Carlos Roloff.                                                      

Pasan de la treintena las calles que, en la ciudad de Sancti Spíritus que llevan nombres de maestros. Este hecho debe ser más difundido, incluso entre los propios vecinos que en ella han vivido durante toda su vida o por las que transitan a diario. Sus nombres y sus vidas deben estar en la sabia popular porque contribuyeron a la formación de la memoria cultural de la comunidad, de la nación y de los pueblos del mundo.

 

Nombres de maestros en las calles espirituanas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *