La profesora de Español-Literaura de la Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez”, Dr. C. Yanetsy Pino Reina, resultó ser la primera cubana en ganar el Premio Literario Casa de las Américas en la categoría Estudios sobre la Mujer.

Tras evaluar varios textos, el jurado  escogió para premiar dicha categoría, instituida desde 1994, precisamente la propuesta con sello espirituano y bajo el título Hilando y deshilando la resistencia (Pacto no catastrófico entre identidad femenina y poesía) ya que la acuciosa investigadora propone a la crítica literaria latinoamericana un concepto que genera un procedimiento de análisis literario llamado discurso de resistencia.

El ensayo de Yanetsy Pino fue distinguido como «una lectura creativa y rigurosa a la poesía cubana de mujeres de fines del siglo XX hasta principios del XXI, entre cuyos aportes propone un modelo propio de investigación a la crítica literaria que se sostiene en dos categorías fundamentales, ‘discurso de resistencia’ y ‘poética de la contramemoria’, que se despliegan desde una perspectiva transdisciplinaria, teniendo en cuenta teorías de género, psicoanálisis, sociología y literatura», según refirió el jurado, integrado por Natalia Cisterna, de Chile; Marta Núñez Sarmiento, de Cuba, y Roxana Pineda, de Cuba.

Este texto tiene como cimientos su tesis de licenciatura en la carrera de Letras en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas y luego encontró una madurez en sus pesquisas para alcanzar el título académico de Máster en Estudios Lingüístico-Editoriales Hispánicos y el grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas.

“En síntesis permite escrudiñar en cómo las identidades van a los discursos autorales y desde ahí se denuncian identidades construidas y también preteridas por la tradición”, declaró la autora y la también primera Doctora en Ciencias Literarias del centro de Cuba a la prensa. “He tratado de especializarme en los estudios de género y eso me ha desarrollado una conciencia a favor de los derechos de las mujeres y de la emancipación femenina porque las investigaciones relacionadas con el género son sobre la vida; el complejo ejercicio que es el existir, pero siempre en relaciones de equidad. Por lo tanto, significa además de difícil, un bregar constante porque las sociedades del siglo XXI son inequitativas”, añadió.

Destacó también que asumió ese género literario porque es un acto más de liberación, de emotividad; más cercano a la proyección de la identidad y porque resulta mucho más rico para examinar esas problemáticas relacionadas con el ser femenino y masculino y las relaciones entre ambos.

Yanetsy Pino Reina tomó como muestra para su propuesta novedosa la poesía cubana escrita por mujeres a lo largo del siglo XX, tanto las voces más longevas como Dulce María Loynaz y Fina García Murruz, así como otras más actuales desde un enfoque muy inclusivo, residieran o no actualmente en el país, porque todas forman parte de ese gran corpus de poetisas cubanas del período seleccionado.

 

Otorgan Presmio Casa de las Américas a profesora de la UNISS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *