El reconocimiento de las secretarias pasó a ser de carácter internacional en el año 1952, después de que se creara un día en su conmemoración. Fue María Barret, presidente de dicha asociación, quién instituyó el Día de la Secretaria. Para ello contó con la ayuda de C. King Woodbridge, presidente de Dictaphone Corporation, y Harry F. Klemfuss, hombre de negocios.

Las secretarias eran originalmente asociadas a tareas con máquinas de escribir. En un principio realizaban la labor de la mecanografía. Este hecho se debe a que un par de mujeres se dedicaron a promocionar la máquina de escribir como un nuevo invento en el año 1873. Liliam Sholes es el nombre de la mujer considerada como la pionera de las secretarias actuales. Fue ella la primera en dar un fin comercial a la máquina de escribir.

En 1950, los fabricantes de la máquina de escribir decidieron rendirle un homenaje a Lilian Sholes en el centenario de su nacimiento, y empezaron a dar cursos de mecanografía. De hecho, ese día en Estados Unidos se realizó un concurso que retaba a las personas para ver quién podría ser el mejor en mecanografiar textos. La competencia la ganó una secretaria y desde allí, muchos dicen que surgió la idea de festejar este día.

Una década después, en 1960, la Asociación Nacional de Secretarias de Estados Unidos decidió fijar como fecha para recordar a Lilian Sholes el 26 de abril y conmemorar la importante labor que llevan a cabo las secretarias en el mundo corporativo.

Por otra parte, en 1942 se fundó la Federación Interamericana de Asociaciones de Secretarias. Y más tarde, el 26 de abril del 1970, cuando se llevó a cabo el primer Congreso Interamericano de Secretarias en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, nació la Federación Interamericana de Asociaciones de Secretarias.

En Cuba, los profesionales del secretariado han dejado de ser las típicas personas que suelen estar tras un escritorio mecanografiando o sirviendo el café, para asumir retos con dotes de liderazgo y  emprendimiento, porque en su agenda diaria cumplen con la característica  más  importante  del  ideario  secretarial: la  predisposición  de  ampliar  su jornada para cumplir y hacer cumplir la misión encomendada.

En el marco empresarial dejan sus huellas con eficacia,  responsabilidad y conocimientos tecnológicos, contribuyendo al  desarrollo  institucional  al convertirse en la mano derecha del jefe o la jefa, en la custodia de la información y sobre todo, en el rol de asistentes para asesorar y lograr el éxito empresarial anhelado. Ahí está el verdadero liderazgo secretarial, aquel que es demostrado con aplomo, actitud de grande  y  dinamismo  haciendo  de  los  obstáculos  escalones  para  subir  y  no  piedras  para tropezar.

Se considera a Emilia de Córdova, asistente del General Máximo Gómez, como la primera secretaria que ejerció en Cuba, y resultan destacadas en esta profesión, María de la Concepción Fernández Correa “Conchita”, secretaria de Fernando Ortiz, Eduardo Chibás y Fidel Castro Ruz (La Secretaria de la República); Addys López Abreu,  quien fuera secretaria en el despacho de Ernesto Che Guevara, en el Ministerio de Industria; Isabel Allende Karam, diplomática y traductora cubana, rectora del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de Cuba, quien comenzó su vida laboral  como secretaria.

                                                 ¡FELICIDADES A TODAS LAS SECRETARIAS DE NUESTRAS UNIVERSIDADES!

26 de abril: Día de la Secretaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.