El Primer Secretario del Comité Central del Partido presidió una reunión de trabajo con los principales cuadros de esta provincia, a propósito del proceso de implementación de las ideas, conceptos y directrices emanados del VIII Congreso del PCC

Frente a la difícil situación que afronta el país en estos momentos, derivada del impacto de la pandemia y sus lógicas secuelas sanitarias y económicas; el persistente bloqueo imperial y las más de 240 medidas de estrangulamiento diseñadas e implementadas por la administración de Donald Trump —todas vigentes hasta los días de hoy—, Cuba no solo sigue respirando, sino que se ha propuesto resistir y desarrollarse.

Tal fue el mensaje que transmitió el Primer Secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al realizar las conclusiones de una reunión de trabajo con los principales cuadros de la provincia espirituana, en el contexto de la implementación de las ideas, conceptos y directrices aprobados en el todavía reciente VIII Congreso del PCC.

“No estamos de brazos cruzados”, sentenció Díaz-Canel, en alusión a esa resistencia que le ha permitido al país salir airoso en medio de circunstancias tan complejas e incluso cosechar resultados que despiertan la admiración mundial, como las vacunas logradas por los científicos de la isla, cuya efectividad las ubica al nivel de las fabricadas por los principales consorcios farmacéuticos más desarrollados.

Precisamente a desarrollar esa “resistencia creativa” en todos los frentes de trabajo, a “volarles la cabeza a todas las trabas” que puedan quedar y a “aplastar la burocracia” que tanto daño nos hace, llamó el Primer Secretario del Partido, quien tanto en este como en otros propósitos atribuye una participación determinante a la organización política.

En otro momento de su intervención el mandatario explicó que para afrontar los retos de hoy tenemos la luz del Congreso, que estableció dos grandes frentes de batalla para la organización: el ideológico y el económico.

Sobre el primero dijo que en primer término se impone continuar denunciando el bloqueo, “que nos impide que entren las divisas, que nos otorguen créditos” y hacerlo con ejemplos concretos, como los que usó nuestro canciller Bruno Rodríguez al hablar en la Asamblea General de Naciones Unidas. También es preciso —dijo— comunicar nuestras verdades, trabajar en las comunidades y en los barrios, atender a los más vulnerables.

“En este mundo lleno de incertidumbre hay que depender de nuestros propios esfuerzos”, expresó al destacar la importancia de trabajar en la búsqueda de nuestras potencialidades económicas, en primer lugar en la producción de alimentos, diversificar nuestras exportaciones y reducir las importaciones.

“No puede haber trabas para comercializar nuestros alimentos”, aseguró al esbozar las más recientes medidas aprobadas para apalancar el sector agropecuario en el país y la responsabilidad que tiene el Partido a todos los niveles con el aseguramiento de las mismas.

La importancia de lograr en las organizaciones de base un debate “aportador y sincero”, de perfeccionar el vínculo con el pueblo, así como el trabajo con los jóvenes y con las organizaciones de masas fue igualmente destacada por el primer secretario del Comité Central del Partido.

Conducido por el miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido Roberto Morales Ojeda, en el encuentro participaron además todos los miembros del Secretariado de la organización, quienes presentaron un informe abreviado del comportamiento de sus respectivas esferas en la provincia espirituana y las potencialidades del territorio para responder al mandato del Congreso.

“Esta provincia no esperó orientaciones para ponerse a trabajar”, dijo Morales Ojeda en alusión al movimiento creado en el territorio como parte del proceso de implementación de las ideas, conceptos y directrices emanados del VIII Congreso.

Deivy Pérez Martín, integrante del Comité Central y primera secretaria del Partido en la provincia y Teresita Romero Rodríguez, gobernadora de Sancti Spíritus, en respectivas intervenciones explicaron la manera en que el Congreso se ha ido “trasladando” hasta las bases, con el establecimiento de áreas claves para su implementación y la creación de grupos de trabajo, con el asesoramiento de expertos de la Universidad de Sancti Spíritus y la Escuela Provincial del Partido.

Díaz-Canel en Sancti Spíritus: No estamos de brazos cruzados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *